"¬ŅSe√Īor, a qui√©n iremos?. T√ļ tienes palabras de vida eterna." Jn 6, 68



!SUSCRIBIRSE!

Registra su correo (sin cargo)


Confirme su correo

















 

Miércoles de la decimoséptima semana del tiempo ordinario

Libro del Exodo 34,29-35.
Cuando Mois√©s baj√≥ de la monta√Īa del Sina√≠, trayendo en sus manos las dos tablas del Testimonio, no sab√≠a que su rostro se hab√≠a vuelto radiante porque hab√≠a hablado con el Se√Īor.
Al verlo, Aarón y todos los israelitas advirtieron que su rostro resplandecía, y tuvieron miedo de acercarse a él.
Pero Moisés los llamó; entonces se acercaron Aarón y todos los jefes de la comunidad, y él les habló.
Despu√©s se acercaron tambi√©n todos los israelitas, y √©l les transmiti√≥ las √≥rdenes que el Se√Īor le hab√≠a dado en la monta√Īa del Sina√≠.
Cuando Moisés terminó de hablarles, se cubrió el rostro con un velo.
Y siempre que iba a presentarse delante del Se√Īor para conversar con √©l, se quitaba el velo hasta que sal√≠a de la Carpa. Al salir, comunicaba a los israelitas lo que el Se√Īor le hab√≠a ordenado,
y los israelitas ve√≠an que su rostro estaba radiante. Despu√©s Mois√©s volv√≠a a poner el velo sobre su rostro, hasta que entraba de nuevo a conversar con el Se√Īor.

Salmo 99(98),5.6.7.9.
Glorifiquen al Se√Īor, nuestro Dios,
adórenlo ante el estrado de sus pies.
¬°Santo es el Se√Īor!
Moisés y Aarón, entre sus sacerdotes,

y Samuel, entre los que invocaban su Nombre,
clamaban al Se√Īor y √©l les respond√≠a.
Dios les hablaba desde la columna de nube;
ellos observaban sus mandamientos

y los preceptos que les había dado.
Glorifiquen al Se√Īor, nuestro Dios,
y ad√≥renlo en su santa Monta√Īa:
el Se√Īor, nuestro Dios, es santo.


Evangelio seg√ļn San Mateo 13,44-46.
Jes√ļs dijo a la multitud:
"El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido en un campo; un hombre lo encuentra, lo vuelve a esconder, y lleno de alegría, vende todo lo que posee y compra el campo.
El Reino de los Cielos se parece también a un negociante que se dedicaba a buscar perlas finas;
y al encontrar una de gran valor, fue a vender todo lo que tenía y la compró."



Extraído de la Biblia: Libro del Pueblo de Dios.




Leer el comentario del Evangelio por : San Juan Crisóstomo
¬ęLas par√°bolas del tesoro y de la perla¬Ľ



 
©Evangelizo.org 2001-2017